Equidad para curar la pobreza

La Dra. Perri Klass reconocida especialista en Salud Familiar publicó hace unos meses en su blog en el New York Times un articulo titulado la pobreza como una enfermedad infantil en el cual afirma:

“los niños pobres pierden su disposición y embotan sus cerebros”.

Y es que quienes viven la pobreza aceleran sus pasos en una condena de la cual es casi imposible salir, en la que día a día se aumentan las probabilidades de seguir siendo pobres, y este no es un decir ni una opinión, es una realidad.

En reciente estudio internacional elaborado por investigadores de Harvard, Princeton y otras universidades de Estados Unidos con la Universidad Warwick en Inglaterra, se descubrió que el estrés de ser pobre podría estar costando 13 puntos de coeficiente intelectual, lo cual significa que quienes padecen esta situación son más propensos a cometer errores y tomar malas decisiones que perpetúan sus problemas financieros.

“Nuestros resultados sugieren que cuando se es pobre, el dinero no es lo único que escasea. La Capacidad cognitiva también se ve reducida”, dijo el economista de Harvard Sendhil Mullainathan, parte del equipo internacional que realizó el estudio.

En otro estudio se encontró que niños cuyas familias vivían en situación de pobreza escuchaban alrededor de 600 palabras por hora. Los niños de la clase trabajadora escucharon 1.200 palabras por hora, y los niños de familias de profesionales escucharon 2.100 palabras. A los 3 años, un niño pobre habría escuchado 30 millones menos palabras en su entorno familiar que un niño de una familia profesional.

Esta es una importante revelación si tenemos en cuenta la relación entre el número de palabras que los niños menores de 3 años escuchan de sus padres, sus profesores o en la escuela y su coeficiente intelectual. Como dato adicional, aquellos niños expuestos a la televisión antes de ser beneficiados presentaron más bajos indices de coeficiente.


Ver la pobreza como una enfermedad es a mi modo de ver un cambio sustancial.

Durante muchos años en Colombia los problemas sociales han sido “tratados” con modelos económicos extraídos de un contexto diferente, sumado a un alto grado de asistencialismo que en lugar de ayudar, crea dependencia como las drogas entre el ciudadano beneficiario y el estado proveedor de dosis mensuales en busca de una retribución política. Así son anestesiados muchos colombianos.

Santa Marta con una población cercana a 600.000 habitantes tiene sisbenizadas 285.000 personas, es decir, el 48% de la población vive en la linea de pobreza. Además, según cifras de la Unidad para la Atención y Reparación Integral de las Victimas el distrito ha recibido 185.000 desplazados de otras ciudades y municipios, conviertiendola en la tercera ciudad de Colombia que más recibe desplazados, pero la primera del país en proporción al numero de sus habitante, y prefiero no mencionar los triste resultados en los que hemos quedado en materia de educación, que se supone debía ser un motor para la superación de la pobreza.

Es evidente que los paliativos aplicados durante sucesivos gobiernos no dieron resultados esperados; Por eso celebro que el Alcalde de Santa Marta Carlos Eduardo Caicedo construyera un Plan de Desarrollo acorde a las necesidades, pero sobre todo de los grandes retos que debe afrontar una ciudad que se aproxima a cumplir sus 500 años.

Con la estrategia Red Equidad el alcalde Caicedo brinda soluciones de cara al cumplimiento de los objetivos del milenio. ¿Como? brindando las herramientas que pueden poner la balanza a favor de los necesitados, concentrando recursos en inversiones en educación como vehículo que transforma la sociedad, salud para todos y bienestar de la población, priorizando los niños y las niñas.

Es del mayor agrado que estas inversiones que viene adelantando el Alcalde Caicedo se estén encaminado a resolver las falencias del sistema educativo, controlando aquellas variables que dificultan el ingreso a la educación pública, la permanencia dentro del mismo y cerrando las puertas a la deserción estudiantil.

El Alcalde ha duplicado los almuerzos y refrigerios a 49.521 cubriendo el 100% de alumnos de cero a sexto grado, ha invertido en comedores escolares, reducido pasajes a los estudiantes a 1.000 pesos, habilitado 4 nuevas rutas especiales para que paguen un solo pasaje, entregado 3.472 computadores a las escuelas del distrito logrando la meta nacional de 12 estudiantes por computador, invertido en construcción de aulas digitales, certificado 110 docentes en educación inclusiva para situación de discapacidad, y otras más son muestra de su compromiso con la educación de los estudiantes del distrito, además de las próximas intervenciones a realizarse en varios colegios.

En Salud ha depurado las bases de datos para excluir a quienes erróneamente se encuentran registrado generando ahorros para invertir, adelantado la revisión de las cuentas que realmente debe pagar el distrito, reservado por primera vez 8.000 millones del presupuesto de la ESE en 2013, de los cuales 7.000 han sido destinados a la construcción de una clínica materno infantil en el sur de la ciudad, 2.800 más para una clínica de segundo nivel en Ciudad Equidad, 1.455 millones para intervenciones en Salud en 12 subprogramas que incluyen prevención de cancer, sida, desnutrición, embarazos, etc, acompañado de la meta a 2015 del 100% de cobertura en salud para todos los habitantes de Santa Marta.

Además la construcción de una red de parques, que hay que decirlo, será una obra digna de mostrar a nivel nacional y que inicia en 2014 para ser entregada durante su mandato, el parque lineal del rió manzanares el cual además de convertirse en un pulmón para la ciudad, permitirá la reubicación de quienes viven en su ronda hidráulica.

Pero me referiré a un caso puntual. El proyecto ciudad equidad, 4.000 viviendas dignas para los más pobres de Santa Marta gestionado por el Alcalde Caicedo y que hace parte del programa de las 100.000 viviendas gratis del gobierno nacional, pero con un factor diferenciador, contará con una oferta de servicios como parques, megacolegio cuyos recursos gestionados ascienden a 5.000 millones, clínica de segundo nivel, centro de desarrollo infantil y biblioteca.

Resulta de interés que parte de la población más pobre de Santa Marta, 20.000 personas aproximadamente, se beneficie de esta completa oferta de servicios. Ciudad Equidad puede ser un gran laboratorio para observar dentro de 10 años y evaluar como la equidad e inclusión afectan positivamente el bienestar de sus residentes.

En la medida que la estrategia de Red Equidad se implementa se mejora la calidad de vida de los samarios y de esta forma se cierra la posibilidad de permitir que los niños y las niñas de Santa Marta sean condenados a esa enfermedad llamada pobreza.

Anuncios

Un comentario en “Equidad para curar la pobreza

  1. Excelente su apreciación, pero también debe entrar en análisis el contexto sociocultural en la que se mueven los niños, la parte familiar y social sea pobre o rica tiene gran incidencia en el desarrollo intelectual del niño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s